En algunas ocasiones las empresas cuando tienen un “pico” de trabajo recurrimos a la figura del trabajador “freelance” con el cual se contrata por llevar a cabo una labor específica. Esta figura de contratación es un arma de doble filo para ambas partes. Ahora voy a hablar desde la posición de la empresa. Si se